viernes, 28 de septiembre de 2012

RECORRIENDO PERÚ



COMENTARIOS INICIALES


Este viaje lo hice junto a mis amigos Marcelo y Verónica, lo teníamos planeado hace unos años atrás pero por distintas cuestiones lo hicimos en agosto del 2012.
Todo lo que relate va a ser en base a mis gustos y pueden ser diferentes a sus apreciaciones. Aclarado esto, empiezo a contarles esta hermosa experiencia.

SALIDA Y PRIMER DÍA EN LIMA


Los vuelos los hicimos con Lan con ida a Lima y vuelta desde Cusco.
Salimos el viernes 27 de julio a las 21:00 horas desde Ezeiza, hicimos escala en el aeropuerto de Santiago de Chile, en el que pasamos la noche, y llegamos a Lima a las 10 de la mañana de Perú (2 horas menos que Buenos Aires) del sábado 28 de julio. Desde el aeropuerto tomamos un taxi hasta Miraflores.
En Miraflores empezamos a buscar donde dormir y terminamos reservando en el Hostels Flying Dog Lima por S32 cada uno en una habitación con 8 camas y baño compartido. Se encuentra enfrente a la plaza de Miraflores, en la calle Lima 457. El lugar no es recomendable para nada.
Dejamos las mochilas y fuimos a comer a Burguer King y después nos tomamos un colectivo hasta el centro. Estuvimos todo el día recorriendo el centro de Lima y como en la Plaza de Armas había un evento debido al Día de la Independencia nos quedamos ahí hasta que se hizo la noche.
Una vez de vuelta en el hostels nos bañamos y fuimos nuevamente a comer a Burguer King para luego ir a un boliche.
Nos acostamos a las 5 de la mañana cansadísimos y solo dormimos unas horas ya que a las 9 nos levantamos a desayunar y luego a buscar algún colectivo que nos lleve a Ica.
A mí Lima mucho no me gustó, muchas catedrales, iglesias y por ser el Día de la Independencia mucha pero mucha gente…


VIAJE A ICA Y RECORRIDA POR EL CENTRO


Luego del desayuno tomamos un taxi hasta la empresa de colectivos Cruz del Sur, que según lo que habíamos averiguado era la mejor aunque también la más cara. Como el horario de salida era cerca de las 15:00 horas decidimos ir a preguntar a otras empresas ya que todavía faltaban varias horas e íbamos a llegar de noche. Cerca de ésta hay varias empresas más (se encuentran sobre la calle Javier Prado), por lo que fuimos caminando, al no conseguir pasajes y luego de preguntar por otras nos dijeron que tomemos un taxi y vayamos a la empresa Perú Bus.
Por suerte conseguimos pasajes para las 11:30 horas y nos salió S43 a cada uno. El viaje duró alrededor de 4 horas y el colectivo era cómodo y en el cual nos dieron un snack. Era nuestro primer viaje en colectivo y nos empezamos a dar cuenta de que o son sordos o les gusta escuchar la televisión a muuuy alto volumen, tan es así que se nos complicaba dormir a Marcelo y a mí, Vero en cambio dormía en cualquier lado.
Una vez en la terminal de Ica fuimos caminando para la Plaza de Armas que queda a no más de 5 cuadras y tal como hicimos en Lima empezamos a averiguar por el alojamiento. Conseguimos en el Hotel Palacio del Sol y reservamos a S90 la habitación privada con baño y LCD de 42’, en el hotel también hay Internet gratis. Está a media cuadra de la plaza y por el precio y la calidad es totalmente recomendable.
Dejamos las mochilas en el cuarto y salimos a caminar, Ica es una ciudad pequeña en donde alrededor de la plaza pasan cientos y cientos de autos tocando bocina que después de 10 minutos queres mandar a la mierda a todos, es totalmente insoportable.
De Ica no hay mucho para decir ya que no es un lugar turístico (o por lo menos es lo que me pareció a mi)  y de por sí me pareció demasiado feo.
Fuimos a agencias de turismo y preguntamos por las distintas excursiones que pensábamos realizar al día siguiente hasta que reservamos por S115 cada uno las excursiones a Islas Ballestas, City Tour y buggies en Huacachina.
A la noche comimos en Rocky’s que es la cadena de restaurantes más grande de Perú, la comida no es la gran cosa pero es barato, después nos fuimos a dormir porque al día siguiente nos pasaban a buscar por el hotel a las 6 A.M.

ISLAS BASTESTAS, CITY TOUR, BUGGIES Y SANDBOARD


A las 6:30 horas nos subimos a la combi y salimos hacia Paracas, lugar de donde salen las lanchas para las Islas Ballestas.
El día estaba nublado y estaba fresco, pero no nos imaginamos el frío que íbamos a pasar en el trayecto a las islas.
Yendo para las islas se puede apreciar el candelabro que es una figura echa en un medano de arena, es realmente impactante verlo y como muchas cosas no tiene una única explicación de como fue realizado.
Una vez allí, te olvidas del frío y disfrutas del paisaje, las aves, los lobos marinos, pingüinos, etc. Es una excursión que vale la pena hacer siempre y cuando disfruten de lo mencionado anteriormente.
Es impresionante la cantidad de aves que hay, por si no me creen acá se puede ver que no les miento…
Al mediodía llegamos nuevamente a Ica, tuvimos tiempo para almorzar un rico ceviche y arroz con mariscos, para luego empezar el city tour.
El city tour no vale la pena, Ica no tiene mucho para ver, luego de llevarnos a degustar pisco, fuimos a la laguna de Huacachina que queda a pocos kilómetros del centro de Ica.

A mi este lugar me encanto, es un pueblito construido alrededor de un oasis natural, cuando llegamos se podía respirar una tranquilidad y paz indescriptible.
Acá llegamos con el objetivo de andar en buggie y hacer sandboard en las dunas, así que el guía nos dejó y nos dijo que después nos vendría a buscar un taxi al lugar.
En el buggie íbamos nosotros 3 y un peruano que también había hecho el city tour. La adrenalina que se vive ahí arriba es buenísima, después de un rato de andar el conductor detuvo el buggie y nos bajamos para tirarnos con las tablas por los medanos.
Las primeras dunas de las que nos tiramos no tenían gran altura así que decidimos tirarnos parados, pero la ultima de la que nos tiramos tendría mas de 100 metros de altura a lo cual el conductor nos dijo que ni se nos ocurra tirarnos parados porque nos podíamos lastimar, y que bien que hizo en aconsejarnos.
Nos tiramos acostados en las tablas y la velocidad a la que se baja es impresionante, la adrenalina a esa altura estaba a mil…
A la vuelta se sumaron 2 peruanas y una pareja estadounidense, así que al estar lleno el buggie y que los gritos también eran más el conductor nos llevo de vuelta a la laguna a toda velocidad.
Una vez en la laguna y todavía excitados por lo vivido hacía instantes no fuimos a ver si estaba el taxi, decidimos ir a un restaurante y compramos una botella de cerveza para cada uno y fuimos a tomarla al borde de la laguna.
Después de unas cervezas ahí, ya era totalmente de noche, tomamos un taxi hasta el centro de Ica.
Este día puedo decir que arranco de una excelente manera y termino todavía mejor, si volviera a Ica indudablemente me alojaría en Huacachina ya que me pareció un magnifico lugar donde se respira mucha tranquilad pero a su vez se puede vivir momentos de alta adrenalina.
La cena fue en Kachito otra cadena de restaurante, el menú elegido esta vez fue mollejitas con papas fritas, si el que lee es argentino dirá que ricoooo, pero yo puedo asegurar que comer eso fue un asco, parecían menudos de pollo, aunque con el hambre que teníamos no dejamos nada.

VIAJE A NAZCA, LAS FAMOSAS LINEAS Y VIAJE A AREQUIPA


Nos levantamos temprano, a eso de las 8:30 horas y fuimos a las terminales de las distintas empresas. Otra vez fuimos primero a Cruz del Sur que nos cobraba a Nazca algo así como S30, al parecernos caro viajamos por la empresa Flores la cual solo pagamos S13. Obviamente en el precio esta la calidad.
Nos bajamos 25 kilómetros antes del centro de Nazca ya que allí está el mirador donde se pueden apreciar dos grandes figuras, las Manos y el Árbol.
Explicar como hicieron eso es imposible, así que solo puedo dejarles unas fotos…
Después de sacarnos algunas fotos debíamos seguir nuestro recorrido hacia Nazca donde teníamos pensado sobrevolar las líneas. Así que esperamos un colectivo que por S2 nos llevó.
Llegamos y lo primero que hicimos fue buscar nuevamente empresas para que esa misma noche nos lleve hasta Arequipa, en donde el viaje iba a durar aproximadamente 10 horas y en el cual nos ahorrábamos una noche de alojamiento e íbamos a llegar por la mañana a Arequipa pudiendo disfrutar del día.
Otra vez, elegimos la empresa más barata, en esta oportunidad le tocó el turno a Ormeño que pagamos S60 y el viaje salía a las 23:00 horas.
Con los pasajes en la mano fuimos a averiguar los precios de las avionetas los cuales conseguimos por U$S 95 (siempre y cuando pelees el precio porque en principio te piden U$S 120) por media hora de vuelo. Yo automáticamente decidí no volar y Marce hizo lo mismo porque nos parecía demasiado. En cambio, Vero quiso hacerlo así que pagó la excursión y nos fuimos a almorzar porque el hambre que teníamos era mucha. A la vuelta nos comentó que le encantó.
Con Marce nos quedamos tomando unas ricas chelas (cervezas), aunque debo aclarar que en todos los lugares que recorrimos los peruanos toman las bebidas al natural, por lo que se nos dificultaba conseguir cervezas heladas como nos gusta a los argentinos.
Unas horas más tarde de separarnos de Verónica volvimos a encontrarnos y fuimos a la Plaza de Armas que obviamente es muy linda como lo son todas en Perú. 
Hicimos tiempo, comimos una pizza y fuimos a la terminal de Ormeño a esperar el colectivo el cual llego puntual pero luego de que haya personas con el mismo número de asiento pudimos salir.
El viaje no empezaba de la mejor manera y créanme que termino tan mal como lo empezó.

LLEGADA A AREQUIPA Y RECORRIDA POR EL CENTRO


Por suerte pude dormir prácticamente todo el viaje, aunque en el medio el colectivo se rompió miles de veces.
Por fin llegamos, después de 12 horas pudimos estirar las piernas en la terminal. Ahí mismo, reservamos una habitación triple con baño privado en la Posada San Juan por S95, ubicada sobre la calle San Juan de Dios a dos cuadras de la Plaza de Armas.


Como las veces anteriores, dejamos las mochilas y salimos, primero pasamos por un restaurante y luego fuimos a recorrer parte del centro y la Plaza de Armas.
Como estábamos muy cansados del agotador viaje nos fuimos a dormir relativamente temprano.







CENTRO DE AREQUIPA


Este día aprovechamos para dormir y nos levantamos más tarde. Una vez despiertos fuimos a recorrer de nuevo el centro pero esta vez decidimos ir para el lado menos turístico. A mi este lado mucho no me gustó pero debo admitir que valió 100% la pena ya que encontramos mucho negocios en donde vendían todo tipo de bebidas alcohólicas y por suerte pudimos comprar una botella de Fernet Branca porque la que habíamos llevado nosotros prácticamente estaba vacía.
Al mediodía comimos unos sándwich de fiambre que habían sobrado de la noche anterior y después yo salí a recorrer solo y ellos se fueron por otro.
Este día reservamos la excursión al Cañón del Colca que nos costó S65 cada uno. A la noche volvimos a acostarnos temprano porque nos pasaban a buscar a las 3:30 de la madrugada.

EXCURSIÓN AL CAÑÓN DEL COLCA




Nos pasaron a buscar por el hotel a la hora indicada, el viaje duró aproximadamente 4 horas hasta el pueblo de Chivay en donde desayunamos. Luego seguimos viaje hacia el mirador de la Cruz del Cóndor donde pudimos apreciar grandes cantidades de cóndores e hicimos un pequeño trekking de 40 minutos. El paisaje de este lugar es hermoso, así que aprovechamos para sacarnos muchas fotos…
A la vuelta paramos en varios pueblos y al regresar a Chivay a unos pocos kilómetros hay unas piletas termales que estaban dentro de la excursión aunque había que pagar S15 adicionales para entrar. Como hacía mucho calor nos quedamos esperando afuera 30 minutos que se hicieron interminables.
De nuevo en Chivay, almorzamos y pegamos la vuelta hacia Arequipa.
Nos dejaron a las 18 horas en la Plaza de Armas, fuimos al hotel, agarramos las mochilas y fuimos a cenar.
Luego fuimos a la terminal de ómnibus a sacar nuestros pasajes para Puno. Viajamos por la empresa Sur Oriente (nuevamente la más barata) y nos salió S30 cada pasaje.
De Arequipa solo puedo hablar cosas lindas, el centro es hermoso, su plaza gigante y perfectamente cuidada, sus construcciones en piedra blanca la hacen especial, y como si fuera poco la excursión al cañón hacen de esta ciudad un lugar precioso para visitar.

VIAJE A PUNO E ISLA DE LOS UROS


Al ser el pasaje más barato ya sabíamos lo que nos esperaba, pero no tuvimos en cuenta que atrás de nuestros asientos iba a viajar un bebe. Como si fuera poco los llantos, una mujer no paro de hablar en toda la noche.
El ómnibus salió a la 1 de la madrugada y llegamos a las 8 a Puno, obviamente el colectivo se rompió por lo que tuvo que ir a una velocidad muy baja.
Nuestra intención era visitar la isla de los Uros y esa misma noche partir hacia Cusco pero al estar muy cansados decidimos hacer noche y partir al día siguiente por la mañana.


La excursión a la isla nos costó S20. Para los que no saben los Uros son una comunidad que vive en unas islas flotantes echas por ellos mismo dentro del lago Titicaca. La excursión consiste en visitar estas islas en donde el guía te explica como viven y luego podes comprar sus artesanías.
Después te llevan a un restaurante en las mismas islas. Nosotros comimos un rico pescado con papas.
A la vuelta sacamos los pasajes a Cusco por la empresa Transzela. Luego de negociar el precio conseguimos viajar por S30 cada uno. Esta vez elegimos el mejor colectivo que había, realmente estábamos agotadísimos de viajar en pésimas condiciones.

Con los pasajes en la mano fuimos al Hotel Arequipa que nos salió S70 la habitación triple con baño privado.
Durante la tarde nos quedamos descansando y a la nochecita salimos a caminar por el centro y luego a comer a un buen restaurante. Marce y yo pedimos lomo de alpaca con puré, el cual estaba muy rico.
El haber conocido este lugar se lo debo a Marce y Vero, porque que ellos ya habían visitado Puno en vacaciones pasadas cuando fueron a Bolivia.
A mi me gustó, fue raro ver como viven en estas islas. Yo recomiendo pasar solo una noche ya que no hay mucho más que esta excursión.

VIAJE A CUSCO


El horario de salida era a las 8:30 de la mañana, así que nos levantamos temprano y desayunamos en el hotel.
Tomamos un taxi hasta la terminal y en horario salimos en este lujoso bus. No podíamos creer estar en un colectivo limpio y con butacas súper amplias.

El viaje fue tranquilo, sin ningún inconveniente, eso si un poco largo, aproximadamente 7 horas.
Llegados a Cusco negociamos precios con los taxistas para que nos lleven a la Plaza de Armas.
Después de preguntar y regatear en varios hostels conseguimos uno por S80 la habitación triple con baño compartido. El hostels se llama Antarky, la dueña es una chilena y lo bueno es que no había prácticamente nadie. Está ubicado sobre la calle 7 Cuartones (en diagonal al hostels Che Lagarto), a dos cuadras de la Plaza de Armas.
Al no haber nadie usamos la heladera y cocina todas las veces que quisimos. Aprovechamos para cenar todas las noches en el hostels y de esta manera ahorrar plata.

CITY TOUR EN CUSCO


El día estaba hermoso así que salimos a dar unas vueltas por el centro, preguntamos en varias agencias de turismo por las diferentes excursiones y terminamos reservando el city tour para ese mismo día por S15 y valle sagrado para el día siguiente por S25.
Para aquellos que vayan a Cusco, deben tener en cuenta que tendrán que comprar lo que llaman Boleto Turístico y sirve para ingresar a 16 lugares. El mismo cuesta S130.
El city tour comenzaba a las 13 horas y el primer lugar en visitar es el Qorikancha para el cual debimos pagar S10 ya que no se encontraba dentro del boleto turístico.
El Qorikancha fue el mayor templo religioso de los Incas, una vez conquistado por los españoles se construyó el Convento de Santo Domingo.
Es impresionante ver la arquitectura de ese templo, el cual no tiene una explicación certera de cómo fue construido. Es un lugar que nos gustó mucho.
Luego nos subimos a un colectivo y fuimos a Saqsayhuamán que fue otro templo religioso, éste a diferencia del Qorikancha es a cielo abierto y es tan impresionante como el anterior. Como toda construcción Inca va a ser imposible decir como fue realizada dichas construcciones. Otro lugar que no pueden perderse!!!
El próximo destino fue Q’enqo, en este lugar los Incas realizaban las momificaciones dentro de una cueva en una piedra extremadamente fría. A mi no me gustó demasiado.
Los últimos lugares en visitar fueron Tambomachay y Puka pukara. A éstos llegamos de noche así que no puedo hablar mucho, el primero es un templo dedicado al agua y el segundo una construcción militar.
Totalmente de noche llegamos nuevamente a Cusco y nos fuimos directo al hostels a cenar.
Al día siguiente teníamos la excursión por el Valle Sagrado de los Incas, y el cual fue bastante más largo.

VALLE SAGRADO DE LOS INCAS


Nos pasaron a buscar por el hostels a las 8.30 de la mañana, el primer destino fue Pisac, visitamos tanto el complejo arqueológico como el pueblo donde venden artesanías. El complejo realmente vale la pena visitar pero el mercado es más de lo mismo.

Luego nos dirigimos a Urubamba donde paramos a almorzar y descansar. Después de una hora seguimos camino hacia Ollantaytambo que también es otro sitio arqueológico que deben visitar.
Ya de regreso tuvimos la última parada en Chincheros donde una comunidad nos mostró como elaboran sus productos y luego los vendían. Una cagada!!!
Nuevamente de noche nos fuimos a dormir ya que al día siguiente salíamos rumbo a Machu Picchu.

IDA A AGUAS CALIENTES

Habíamos decidido ir de la forma más barata hasta Aguas Calientes (Actualmente se llama Pueblo de Machu Picchu), por lo que averiguamos y teníamos que tomar 3 combis y luego caminar por las vías del tren hasta el Pueblo.
Nos levantamos a las 2.30 de la madrugada y nos tomamos un taxi hasta la “Terminal Stares para Quillabamba” que en realidad no es una terminal, sino que hay combis particulares en la calle que llevan gente hasta el Pueblo de Quillabamba. Salimos 3:10 y nos costó S30 cada pasaje.
Nos bajamos en Santa María a las 7 de la mañana y de ahí otra combi hasta Santa Teresa por S10 cada uno. Llegamos a las 8 de la mañana.
Otra vez tuvimos que tomar una nueva combi hasta la central Hidroeléctrica que nos salió S5 cada uno y llegamos a las 8:50.
Tengo que aclarar que casi todo el viaje es por la montaña, por ende hay precipicio y es muy peligroso, más viendo como conducen los peruanos. Tan es así que el primer conductor tuvo que parar porque se quedaba dormido.



El viaje de Santa María a Santa Teresa es por ripio y también bordeando precipicio y la calle es tan angosta que pasa solo un auto y se complicaba mucho cuando venía otro de la mano contraria.
Una vez en la central Hidroeléctrica nos tuvimos que registrar y luego empezar a caminar, el camino es literalmente por las vías del tren y es bastante cansador, más teniendo en cuenta que nos levantamos muy temprano.
Llegamos al Pueblo de Machu Picchu a las 12.30 con mucho calor y totalmente agotados. Igualmente es una experiencia magnifica que recomiendo 100%.
Reservamos en el Hostal El Paraíso de Mandor una habitación triple con baño privado por S90 la noche.
Me bañé y salí a caminar con Marcelo (Vero se quedó durmiendo), tomamos unas cervezas y compramos los pasajes en colectivo para ir hasta Machu Picchu el día siguiente. Al ser una única empresa y tener el monopolio, el boleto es carísimo así que sacamos solo ida por U$S 9 un viaje de 20 minutos.
A la noche salimos a comer algo tranquilo y nos fuimos a dormir porque el cansancio nos ganaba y al otro día iba a ser más agotador todavía.

MACCHU PICCHU


Las entradas para Machu Picchu solo se compran por Internet y como nosotros pensábamos subir a la montaña Huaynapicchu (cupo limitado de 400 personas por día) las tuvimos que sacar con mucho tiempo de anticipación. Como no podíamos efectuar el pago tuvimos que comunicarnos con una agencia de turismo de Cusco, pasarle todos nuestros datos y transferirle previamente por Western Union el dinero para que desde allá compren nuestras entradas y nos envíen los comprobantes por mail. Obviamente, nos generó mucha desconfianza pero no teníamos otra alternativa. Por suerte fue una agencia honesta y no tuvimos ningún inconveniente.
Volviendo al viaje, nos levantamos a las 6 de la mañana y salimos a tomar el colectivo que nos llevara a la Ciudadela.
Como nuestro horario de entrada al Huaynapicchu era de 7 a 8 de la mañana fuimos directo para allá. Después de 2 horas de caminata por escaleras irregulares echas con piedras llegamos a la famosa montaña Huaynapicchu.
Hablar maravillas del paisaje que se ve desde ahí arriba no alcanza para describir semejante belleza.
Después de muchas fotos y de tomar aire nuevamente, era el momento de bajar. Obviamente fue mucho menos cansador que la subida y tardamos 1 hora y media.
Todavía nos quedaba recorrer toda la ciudadela así que descansamos un poco y seguimos caminando. El calor en ese momento ya era bastante fuerte y el cansancio se empezaba a sentir pero las fuerzas las sacas de cualquier lado porque sinceramente lo vale. 
Nuestro último lugar en visitar fue desde donde se sacan las conocidísimas fotos del Machu Picchu.
Yo no podía creer lo que estaba viendo, se me cumplía el sueño de visitar este precioso lugar.
Cansados de tanto caminar, era la hora de pegar la vuelta. Recién era el mediodía y todavía faltaba mucho para que terminara el día.
La vuelta fue interminable, como les dije habíamos sacado solo la ida, por lo que tuvimos que bajar caminando. Esta jodita nos llevó aproximadamente 2 horitas.
A las 15 horas nos sentamos en un restaurante y nos comimos 2 pizzas grandes y 4 cervecitas!!! Ya no me importaba nada, había visitado MACHU PICCHU.
Fuimos a buscar las mochilas que habíamos dejado en el hostal e hicimos tiempo porque la vuelta si la hicimos en tren y salía a las 20 horas (si mal no recuerdo).



El boleto de tren lo compramos enfrente de la Plaza de Armas de Cusco el día anterior a salir y nos costó aproximadamente U$S 50 cada pasaje.
El tren no es la gran cosa, es bastante chico y a esa altura ya me molestaba todo. La llegada no era hasta Cusco sino hasta Ollantaytambo, así que desde acá tomamos una combi que nos dejó en la Plaza de Armas a las 22:30 horas.
Devuelta en el hostels Antarky, nos bañamos y fuimos a dormir.

ULTIMO DIA EN CUSCO


Como teníamos que dejar el hostels antes de las 12 del mediodía nos levantamos un rato antes y le dejamos las mochilas a la dueña. Estuvimos recorriendo y comprando algunas cosas por el centro de Cusco durante la tarde.
A la noche fuimos a buscar las mochilas al hostels y fuimos a cenar. Con Marce teníamos nuestra última carta guardada así que en cuanto llegó el mozo le pedimos el famoso plato peruano Cuy al horno.
Con el plato totalmente impresionable en la mesa empezamos a  comer. Según lo que nos decían era muy sabroso, para nosotros no solo no fue sabroso sino asqueroso.
Terminamos a duras penas de comer y tomamos un taxi hasta la terminal de ómnibus donde pasamos la noche ya que el avión salía a las 7 de la mañana y no nos quedaba más efectivo para pasar la noche en el hostels.
Con Marce nos tomamos todo el Fernet que quedaba, mientras Vero… siii dormía. Jaja.
A las 5 fuimos al aeropuerto de Cusco, el vuelo salió en horario con llegada a Lima.
En Lima esperamos unas horas y partimos hacia Santiago de Chile también en horario.
En Chile tuvimos que esperar nuevamente unas horas para aterrizar a las 22 horas en Aeroparque donde estaban esperándome mis viejos y Aldana.





Este es mi segundo relato, de unas vacaciones que fueron de menor a mayor pero que sin dudas terminaron de una manera magnifica.
Como publiqué en mi relato a Brasil, espero no haberlos aburridos y que les sirva a aquellos que quieran conocer Perú.

Damián.

1 comentario:

  1. Muy buen viaje.... los relatos me encantan, muy informativos para quienes quieran ir.
    Ultimo viaje sin Aldu...jiji....
    Te quiero mucho y ojala hayas disfrutado de Peru mi amor.

    ResponderEliminar